Durante el embarazo la acupuntura es tu aliada

Durante el embarazo la acupuntura es tu aliada

La acupuntura y el embarazo son dos grandes aliados.

Pese a ser una ciencia milenaria, la Acupuntura todavía es una terapia desconocida para muchas personas. Al estar en auge en Occidente, casi todo el mundo ha oído hablar de ella, muchos incluso la han probado alguna vez, y la mayoría tiene algún conocido al que han tratado con esta técnica. Pero lo que no todo el mundo sabe son sus efectos beneficiosos para un sector concreto de la población: la MUJER EMBARAZADA.

La Acupuntura se puede practicar desde el primer día del embarazo hasta el último; y un dato muy importante: a diferencia de los fármacos, no tiene efectos secundarios ni supone ningún riesgo ni para el bebé ni para la madre.

Lo que sí que hay que saber es que existen algunos puntos que no se deben de punturar dependiendo de la semana gestacional en la que la mujer se encuentre, porque podrían favorecer la aparición de contracciones uterinas que desencadenasen el parto antes de tiempo.

Por ello es fundamental “ponerse en manos de un buen profesional”.

Como médico anestesióloga, he asistido a innumerables partos y cesáreas ofreciendo, entre otras, la técnica que sí que es ampliamente conocida, la epidural. Y por ese motivo, combino mis conocimientos de la fisiopatología de la mujer embarazada, mi experiencia clínica, y mis conocimientos en Acupuntura para enfrentarme a este tipo de pacientes, que casualmente responden fantásticamente bien a esta terapia.

Acupuntura durante el embarazo: ¿Me va a doler?

Cierto es que el embarazo es una etapa en la que la mujer está más sensible, con las emociones alborotadas y quizás te preocupe sentir dolor. La acupuntura se basa en la introducción de unas agujas muy muy (repito, muy) finas y estrictamente desechables en unos puntos del cuerpo llamados puntos de acupuntura. La aguja atraviesa la piel, y por muy fina que sea, al traspasar la piel produce una molestia (no dolor) que se pasa al instante. Después es común tener una sensación (esto sucede más en unos puntos que en otros) que algunos pacientes describen como hormigueo, calor, corriente, ligero picor alrededor del punto, la llamada sensación Deqi.

Las agujas permanecen colocadas durante 15-20 minutos, tiempo en el que estarás acostada o sentada en función de los puntos elegidos y de la comodidad de cada mujer (cuando el embarazo está ya avanzado y el abdomen es muy grande, algunas mujeres se encuentran incómodas acostadas boca arriba y prefieren ponerse de lado o incluso sentadas). Transcurrido este tiempo las agujas son todas retiradas (sin ninguna molestia esta vez) y desechadas.

¿En qué me beneficiará la acupuntura durante el embarazo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró una lista en la que se indican los síntomas y enfermedades para los que la Acupuntura ha demostrado ser eficaz. Esta lista incluye muchos de los trastornos que son frecuentes durante el embarazo. Esta terapia se indica en la mujer embarazada para las siguientes situaciones:

  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Ciática lumbar
  • Piernas hinchadas
  • Cansancio
  • Posición fetal podálica (la Acupuntura ayuda a la rotación del feto, con la consiguiente presentación cefálica del mismo, que es la esperada para proceder al parto por vía vaginal)
  • Inducción al parto cuando la mujer sale de cuentas y este no se produce espontáneamente
  • Y cuando nace el bebé también puede ser una solución para los problemas derivados de la lactancia, como, por ejemplo, la producción de leche.

¿Sorprendida? Pues esto no es todo, además de ser útil para el embarazo, la Acupuntura se puede aplicar en muchas otras etapas vitales de la mujer, estando indicada tanto en las alteraciones del ciclo menstrual durante la adolescencia, en el síndrome premenstrual, en la menopausia con sus síndromes asociados, así como en cualquier periodo donde se necesite mejorar el estado físico y emocional, como por ejemplo cuando se realiza un tratamiento de reproducción asistida.

Para cualquier consulta, contactar en el 96.003.41.19 o escribiendo un correo electrónico a: info@institutovalencianodeterapiasnaturales.com

Facilita:

María Requena Tomás. Licenciada en Medicina por la Universidad de Valencia. Especialista en Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor, formada en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

CV 46-0846059

Máster de 3 años en Acupuntura avalado por el Colegio de Médicos de Barcelona en la Universidad de Barcelona.


NOTA IMPORTANTE
Ninguna terapia puede convertirse en sustituto del diagnóstico y tratamiento del médico o profesional de la salud cualificado. El Instituto Valenciano de Terapias Naturales ofrece alternativas complementarias y nunca sustitutivas y no se responsabiliza del uso o mal entendimiento de estas. 
En nuestro equipo todos los profesionales se mueven dentro de esta filosofía y jamás se exceden de sus funciones a la hora de trabajar con una persona, estando sus  técnicas dentro de la legalidad y atendiendo a las personas que hayan sido diagnosticadas previamente por un médico, advirtiendo que el programa de salud es un complemento y  que nunca sustituye a las normas establecidas por el profesional sanitario correspondiente.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.