Origen emocional de la enfermedad

pensamiento

Origen Emocional de la Enfermedad

A lo largo de nuestra vida experimentamos continuamente emociones. Indudablemente, estas colorean nuestra biografía. Sin ellas la vida quedaría reducida a un ritual mecánico sin afectos.

Sin embargo, las experiencias vividas (ya desde la época fetal) pueden resultar difíciles y las emociones derivadas de ellas abrumadoras. Todos padecemos en algún momento extremos emocionales negativos cuya influencia queda energéticamente alojada en nosotros en forma de emociones atrapadas. A pesar de no ser visibles son muy reales. La energía emocional dañina puede permanecer en el cuerpo físico causando un estrés físico y emocional. El desequilibrio que ocasiona esta energía disarmónica y el órgano donde queda alojada determinarán la enfermedad física o psíquica que tiempo después será diagnosticada.

El abanico de consecuencias de este bagaje emocional atrapado es amplio: suposiciones incorrectas, reacciones exageradas a comentarios inocentes, cortocircuitos en tus relaciones hasta la depresión y la ansiedad. Aún peor, esta energía disarmónica puede interferir en el funcionamiento correcto de los órganos y tejidos del cuerpo causando estragos en la salud física, provocando dolor, fatiga y enfermedad.

El cuerpo “chilla” lo que la mente calla.

La enfermedad es la llamada última de atención al desequilibrio que no corregimos. El subconsciente es responsable del 95% de nuestra actividad cerebral. Cada segundo de nuestra vida con todos sus detalles está recogida en él. Tal vez no podamos hacer consciente la actividad de nuestra  mente inconsciente en forma de pensamiento, pero se reflejará en el cuerpo como una emoción que puede ser detectada.

Del mismo modo que el viento no puede verse pero si percibirse, las emociones atrapadas son invisibles pero pueden ejercer una poderosa influencia en nosotros y en el proceso de enfermar.

Detectándolas (cuales son, en qué momento de la vida quedaron alojadas, en qué órganos, con qué o con quién están relacionadas….) y liberándolas comienzan unos cambios internos que son en muchas ocasiones el comienzo de la sanación.

Patologías subsidiarias de esta terapia: Inicialmente cualquiera. En la primera sesión se pregunta al subconsciente a través del cuerpo si el origen de la enfermedad es emocional.

Facilita:

Enrique José Bermejo Casero. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en Cirugía Torácica en el Servicio Nacional de Salud.

 

NOTA IMPORTANTE

Ninguna terapia puede convertirse en sustituto del diagnóstico y tratamiento del médico o profesional de la salud cualificado. El Instituto Valenciano de Terapias Naturales ofrece alternativas complementarias y nunca sustitutivas y no se responsabiliza del uso o mal entendimiento de éstas. 

En nuestro equipo todos los profesionales se mueven dentro de esta filosofía, por lo que nunca se exceden de sus funciones a la hora de trabajar con un cliente. De este modo, y estando sus técnicas dentro de la legalidad, siempre atienden a personas que, previamente, han sido diagnosticadas por un médico. Así mismo,  nuestro programa de salud es un complemento a la medicina convencional y por ello nunca sustituye a las pautas y recomendaciones establecidas por el profesional sanitario correspondiente.