Constelaciones Familiares: la felicidad que permanece

Image

Los seres humanos somos muy distintos entre nosotros, no solo físicamente sino también interiormente. Nos mueven objetivos diferentes y podemos tener entre nosotros vidas muy distintas, con trabajos muy diferentes y familias diferentes. Distintos valores, ideologías, religiones, maneras de ver el mundo y de hacer las cosas. Sin embargo, hay algo que todos los seres humanos tenemos en común: todos queremos ser felices. La búsqueda de la felicidad es algo que nos une como seres humanos y que nos hace darnos cuenta de que en realidad igual no existen tantas diferencias entre nosotros y personas de otros países o culturas, o si las hay, igual estas no son tan relevantes como inicialmente parecería.

Esto es algo que viví y aprendí de manera muy clara y evidente durante mi formación en Alemania en la Hellinger®schule, uno de esos aprendizajes que no se olvidan. Sesiones diarias con más 500 personas de distintos países, culturas y religiones: alemanes, italianos, rusos, japoneses, chinos, mexicanos, brasileños, egipcios, canadienses… así podría seguir hasta más de 40 nacionalidades diferentes, todos unidos por el trabajo de las constelaciones. Y todos los que estábamos allí deseábamos lo mismo, una mayor felicidad para nosotros, para nuestras familias, para nuestros clientes, para todas las personas.

En situaciones así es cuando te das cuenta de que en realidad no somos tan diferentes. Me siento muy agradecida por haber tenido un aprendizaje así vivido en primera persona, porque ese tipo de aprendizajes permanecen con nosotros para siempre.

Todo esto invitaba además a una reflexión… ¿es en verdad tan importante ese aspecto en el que me estoy fijando de la otra persona cuando en el fondo todos buscamos lo mismo? Dificultades entre países, guerras, conflictos entre hombres y mujeres, un sinfín de problemas familiares… y sin embargo todos queremos ser felices, y buscamos la felicidad de distintas maneras, quizás cada uno con una visión distinta de cómo alcanzar esa felicidad tan anhelada.

¿Cómo es la felicidad que permanece?

Todas estas observaciones fueron realizadas y estudiadas en profundidad por Bert Hellinger. Incluso uno de sus libros fue titulado precisamente así: "Felicidad que permanece. Lo esencial de las Constelaciones Familiares". En la introducción del libro Hellinger reflexiona: "¿Qué felicidad es la que permanece? Aquella que se siente bien entre nosotros porque la respetamos y compartimos", y en las siguientes páginas habla sobre la felicidad plena, el amor, los hijos felices, lo que nos hace felices y las Constelaciones Familiares.[1]

Y es que si hay algo que aportan las Constelaciones Familiares es una mayor felicidad para la persona que trabaja, no solamente para él o ella, una mayor felicidad también para sus hijos, en su relación de pareja, para su familia en general… y a mayor escala, una mayor felicidad para la sociedad y el mundo.

Igual no se trata de esa felicidad eufórica, intensa y fugaz que todos en algún momento dado hemos podido tener, y que con igual velocidad hemos visto desaparecer. Se trata de una felicidad más tranquila, una felicidad que da calma interior a la persona y que la hace sentir que está todo bien. Una felicidad que ayuda a la persona a hacer las paces son sus orígenes y a ponerse en sintonía con su vida, en la manera en que esta tiene lugar y sucede.

¿Cómo es esto posible? Hellinger, en la frase mencionada anteriormente, nos da la pista. Es una felicidad respetada, no solamente en cuanto a que valorada, sino que se sostiene por unos órdenes del amor y de la vida. A la vez es una felicidad compartida, que une en lugar de separar (y a quienes primero nos une es a nuestra familia), una felicidad que se mantiene en el tiempo, ya que está asentada sobre unas bases firmes. Las bases que nos proporciona el sentirnos en conexión y en armonía con nuestro sistema familiar.

[1] Hellinger, Bert. Felicidad que permanece. Lo esencial de las constelaciones familiares. Ed. Ridgen Institut Gestal, 2017.

Constelaciones Familiares como camino hacia una mayor felicidad

Las Constelaciones Familiares van más allá de ser una herramienta que nos muestra los sucesos y patrones inconscientes que seguimos y que se mueven en nuestro sistema familiar, puesto que son también un camino de crecimiento personal. En este caso, un camino que nos conduce hacia una mayor felicidad, tal y como observó en su día Bert Hellinger.

Alcanzar y mantener las bases para esa felicidad que permanece no es un logro de un solo día, sino que se trata de un proceso al que se contribuye con cada constelación que se realiza. Sin embargo, impulsar ese proceso y permitir que se mantenga en el tiempo (incluso a través de los años) es uno de los principales objetivos que se pretende a través de la formación de facilitadores de Constelaciones Familiares del Instituto.

En la formación se dan a conocer de una manera tanto teórica como práctica los órdenes del amor respecto de cada uno de los principales aspectos de la vida: con los padres, con los hijos, hermanos, en la relación de pareja, en el trabajo, para el éxito, etc., de manera que la formación se transforma en un aprendizaje vital y transformador para cada persona que la realiza, hecho que confirman cada año nuestros alumnos. Y lo más interesante de la formación es precisamente eso, que ayuda a trasladar a la propia vida de cada uno todo lo aprendido.

En el Instituto Valenciano de Terapias Naturales realizamos talleres de constelaciones familiares grupales (quincenalmente a lo largo de todo el año) y en consulta individual. También la formación de Facilitadores de Constelaciones Familiares, abierta a cualquier persona que conocerse más a sí misma y profundizar en las raíces de su sistema familiar, y a quienes deseen incluir esta valiosa herramienta a nivel profesional.

Como novedad este año incluimos un nivel de especialización, opcional y recomendado para aquellos alumnos que hayan finalizado la formación de facilitadores de constelaciones del Instituto.



Image

Tutora de la formación

Carmen María Martí Insa

Terapeuta y facilitadora de Constelaciones Familiares. Doctora y Licenciada en Ciencias Ambientales e I. T. Forestal por la UPV. Diplomada como facilitadora de constelaciones familiares por la Hellinger®schule (Alemania), formada con el creador del método Bert Hellinger, su esposa Sophie, y los docentes autorizados de la Hellinger®schule. Es miembro de la Hellinger
sciencia®. Realiza sesiones individuales y talleres grupales de constelaciones familiares. Formada en LNT®, Somatic Experiencing®, Rebirthing, Reiki, Registros Akáshicos y Flores de Bach.

.
Naturalízate

Únete a la newsletter quincenal del IVATENA 

Contenido de medios y autores independientes, a la vanguardia de las terapias naturales y holísticas. Nuestra propuesta para inspirarte, reflexionar contigo y seguir creciendo. ¿Te apuntas?
Suscribirme

Nota importante

Ninguna terapia puede convertirse en sustituto del diagnóstico y tratamiento del médico o profesional de la salud cualificado. El Instituto Valenciano de Terapias Naturales ofrece alternativas complementarias y nunca sustitutivas y no se responsabiliza del uso o mal entendimiento de estas. En nuestro equipo todos los profesionales se mueven dentro de esta filosofía y jamás se exceden de sus funciones a la hora de trabajar con una persona, estando sus técnicas dentro de la legalidad y atendiendo a las personas que hayan sido diagnosticadas previamente por un médico, advirtiendo que el programa de salud es un complemento y que nunca sustituye a las normas establecidas por el profesional sanitario correspondiente.

¿Quieres saber más o apuntarte?

Escoge la opción que más te guste: email o teléfono. Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos al960 034 119
Escríbenos ainfo@ivatena.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.