Masaje facial japonés Kobido

La belleza proviene del equilibrio perfecto de la salud física, emocional y espiritual.

filosofía del Kobido

El masaje Kobido estaba reservado a la realeza japonesa, y pensado para aumentar la salud y la longevidad. Esta técnica estimula los nervios faciales llegando a las células de la piel, beneficiando y aumentando la circulación sanguínea, distribuyendo nutrientes y eliminando toxinas e impurezas.

En japonés, Kobido significa "antigua forma de belleza". Derivado del Anma, un antepasado del masaje Shiatsu que nació en el siglo XV en Japón, es el resultado de una competencia entre dos practicantes que intentaban que encontrar nuevos movimientos para estimular los músculos de la cara. Los dos maestros decidieron unir fuerzas para fundar la Casa Kobido.

A nivel físico, el masaje Kobido utiliza la presión, vibración, percusión y golpeteo para fortalecer los músculos y tonificar toda la cara mientras promueve la circulación sanguínea, lo cual resulta en un estiramiento facial natural. A nivel energético, el masaje aplicado sobre el rostro equilibra la energía Yin y Yang y trabaja sobre los órganos y vísceras.

Kobido es el masaje facial más avanzado técnicamente en Japón, si no en el mundo, y se puede decir que esta antigua forma de masaje integra la mayor cantidad y el conjunto de técnicas más complejas. Hay más de mil técnicas en Kobido, las cuales se dividen en 48 categorías diferentes. Dentro de cada una de estas categorías hay muchas variaciones de estas técnicas, dependiendo de qué parte de la cara se apliquen, por lo que los terapeutas entrenados en Kobido requieren un entrenamiento avanzado.

Los beneficios que nos proporciona esta técnica son los siguientes:

  • Regenera la piel.

  • Previene los síntomas de envejecimiento: atenúa las arrugas y manchas de la piel, reduce las líneas de expresión y la flacidez.

  • Mejora la circulación sanguínea y linfática, la oxigenación y la nutrición de las células de la piel.

  • Elimina células muertas y libera la tensión de los músculos faciales y del cuello.

  • Crea sensación de bienestar, despeja la mente y actúa positivamente en el estado de ánimo. 

Los resultados son visibles desde la primera sesión. Notarás la piel brillante, luminosa y fresca, y el rostro sereno y radiante.

tratamiento con kobido

Para una persona joven sin casi arrugas: una sesión cada 10 días durante los primeros meses. Mantenimiento posterior: una sesión cada 20 o 30 días.

Persona con las primeras arrugas más pronunciadas: ideal una vez por semana los primeros meses y un mantenimiento cada 15 días.

Image

Terapeuta manual y holística

Susana Luque García

Reflexóloga Podal. Especialista en higiene y mantenimiento de la piel reconocida por la Metodología CPS y formadora de la misma metodología. Terapeuta en masaje facial japonés Kobido. Acompañante de procesos personales como naturópata y otras técnicas holísticas y energéticas.

¿Quieres saber más o pedir cita?

Para cualquier duda que tengas o si quieres entrevistarte para tu primera cita, puedes ponerte en contacto con nosotros en nuestro email o teléfono. 


Escríbenos ainfo@institutovalencianodeterapiasnaturales.com
Escríbenos ainfo@institutovalencianodeterapiasnaturales.com
Llámanos al960 034 119